Ley de Causa y efecto


Fisiopilates Published by Anabella De La Vega · May 25, 2018 · Cómo mejorar tu vida conociendo y aplicando la ley de causa y efecto Si te he pegado todo este rollo es porque, conociendo y aplicando esta ley de forma inteligente, puedes sacarle el máximo partido a tu día a día y mejorar tu vida. Efectivamente, si quieres empezar una discusión, sólo tienes que empezar a gritarle a alguien para obtener lo mismo. Y si quieres empezar una pelea, o una guerra, sólo tienes que dar un puñetazo, o lanzar una bomba. De nuevo, se trata de la ley de causa y efecto; esta vez aplicada a las relaciones humanas e interpersonales. Jesucristo, a través de sus enseñanzas nos enseñó: “No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”. ¿Por qué? Entre otras cosas, porque acabarás recibiendo lo mismo. Al igual que Newton o Buda, Jesucristo también conocía y aplicaba la ley universal de causa y efecto. Cosas que tienes que saber sobre acción y reacción. 1. Asume que no puedes librarte de la ley de causa y efecto Como ya dije antes, la ley de causa y efecto es omnipresente. Está en todas partes y, por tanto, no puedes librarte de ella. Todo lo que haces o has hecho en el pasado repercute, ha repercutido o repercutirá en tu vida. Si tienes una vida calumniando, espiando, creando contienda, odiando, envidiando. Viviendo de charlatanería, engaño contienda sucia. Competencias desleales te mueves en ambientes afines a todo ello, probablemente seguirás experimentando agresión, engaño, violencia, decepción, soledad, amargura en tu presente y tu futuro. Incluso si dejas esta forma de vida en un momento dado. • Si has pasado años estudiando y practicando idiomas, cuando viajes al extranjero podrás comunicarte en inglés, francés, alemán o cualquiera de las lenguas que domines. • Si has dedicado tu vida a ayudar a los demás, a dar buenos consejos, a establecer relaciones cordiales y a ser justo y honesto con las personas que te rodean, entonces es más posible que recibas reconocimiento, cariño, amor. Y también es más probable que construyas relaciones sanas y verdaderas con personas afines; tanto en tu presente como en tu futuro. En pocas palabras la vida es una cosecha hoy de lo sembrado ayer. Anabella de la Vega

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo